Wawel dragón polaco, su leyenda

DRAGÓN WAWEL

DRAGÓN WAWEL

Wawel dragon legend
Wawel el dragón. Su historia

PROCEDENCIA Y LEYENDA DEL DRAGÓN WAWEL

El dragón de Wawel forma parte de la historia de Polonia, concretamente de Cracovia. Es un dragón de fuego, de la raza de los dragones eslavos. Llamado Smok Wawelski

poland wawel dragon
el dragón Wawel es un famoso mito en Polonia con una bonita leyenda

 

En Polonia, hace mucho tiempo, en una cueva al pie de la colina de Wawel, vivía un dragón terrible. Ninguno de los habitantes de la ciudad de Cracovia desde el mendigo más pobre hasta el mismo rey Krak , que reinaba en aquel entonces, nadie sabía de dónde venía ni cómo había llegado hasta allí.

Wawel poland dragon
Wawel el dragón volando sobre la ciudad que domina y atermoriza

El dragón sobrevolaba la ciudad cada vez que le daba la gana, atemorizando a todo el mundo con su sóla sombra sobre el cielo que lo oscurecía. Se refugiaba luego en su cueva y atemorizaba a todos con su presencia.

Todo el mundo temblaba de miedo. El rey había puesto unos caballeros guerreros a vigilar la cueva, y éstos cada vez que oían el rugido del dragón se les ponían los pelos de punta y temblaban de pies a cabeza, pues temían que con las armas que tenían serían un juguete para aquel monstruo.

En los últimos días, el dragón se hizo sentir más con sus rugidos, se le oia en toda la ciudad, con lo cual los habitantes de Cracovia empezaron a asustarse aún más.
Un día el rey Krak, hizo circular un pregón a los habitantes de Cracovia: E pregón decía así

“El que una vez por todas mate a este dragón
Deberá recibir mi cetro y mi corona real,
Así que ven y derrotar a la bestia más horrible
Y además ganarán la mano de mi hija y se celebrará una gran boda.”

El pregón del rey hizo que muchos caballeros valientes y valerosos vinieran procedentes de diferentes países a Polonia para derrotar al dragón.

Las espadas y las flechas se estrellaban contra su cuerpo que estaba cubierto de escamas como el más fuerte escudo. Nadie fue capaz de matar a este dragón.

Pasó el tiempo, el dragón arrasó los terrenos de Cracovia, pues echaba un fuego por la boca que hacía arder cualquier cosa en su camino. Devoraba el ganado, las cabras, las gallinas, los cerdos, arrasaba con los huertos y con cualquiera que se pusiese en su camino.

Cada vez venían menos caballeros a luchar contra el dragón y cada vez más gente abandonaba la ciudad, hasta que un día un muchacho joven, un zapatero conocido llamó a las puertas de la ciudad. Él zapatero no llevaba armas, en realidad es que no llevaba apenas nada, sólo una aguja, una cuerda y una fuerza de voluntad en matar al dragón que sorprendió a todos. Llegó a la cueva del dragón y los guardias no le permitieron, pues pensaron que era un suicida loco, así que decidió ir a ver al rey.

El rey Krak había oído lo que decía el muchacho y decidió brindarle un poco de confianza . El muchacho dijo que iba a necesitar: una piel de cordero, un poco de azufre y mostaza. El rey asintió en darle lo que necesitara.
Durante toda la noche el zapatero estuvo trabajando en su plan. Los residentes locales miraban a través de la ventana curiosos por ver su trabajo. Tomó la piel de cordero, la llenó de azufre y granos de mostaza, y hábilmente cosió el agujero de la panza del cordero

Al amanecer, el zapatero se lanzó a ver al dragón con su plan. Llegó a la cueva y sacó el cordero relleno poniéndolo en la entrada, y él rápidamente se escondió en los arbustos cercanos a la espera de ver qué iba a suceder.

El dragón despertó. El dragón estaba hambriento y se dispuso a ir a buscar algo de comida. De repente, el dragón vio un cordero muerto… lo miró con avidez y se lo comió entero sin siquiera masticarlo.

El dragón se fue y de repente empezó a bramar, y a correr hacia el río Vistula, sentía tales ardores insoportables por culpa de la mostaza y el azufre del relleno del cordero, y una sed insoportable . El dragón de Wawel no podía saciar su sed por más que bebía agua del río…eso era exactamente lo que el zapatero había planeado.

El dragón se hinchó de agua, empezó a inflarse y de pronto…PLOFFF!! El dragón explotó y sus pedazos se desparramaron por todo el río Vistula

Los habitantes de la ciudad se quedaron en silencio. Entonces la alegría repentina comenzó, y durante meses la celebraron. El joven zapatero se casó con la hija del rey Krak, y vivieron felices, y al morir el rey, el zapatero heredó el reino.

PROPIEDADES MÁGICAS DEL DRAGÓN WAWEL

Al igual que el dragón de San Jorge, aquí el dragón Wawel es sinónimo de valentía. El vencer al dragón es el objetivo. Valentía, valor, corage para afrontar problemas es lo que aporta el dragón Wawel, Todo lo necesario para vender obstáculos

Si te gustó la bella historia del dragón Wawel, puedes tener su colgante. Pulsa aquí para saber precio

dragon silver pendant
dragón Wawel plata de ley

Un pensamiento en “DRAGÓN WAWEL”

Deja un comentario